sábado, 4 de abril de 2009

¿Podría Emcali correr la misma suerte de Emsirva?


La liquidación de Emsirva encendió alarmas sobre el caso de Emcali. Pero esta empresa está lejos de afrontar la crisis de aquella.

Tras nueve años de intervención por parte del Gobierno Nacional y con el precedente de la liquidación de la empresa de aseo de la ciudad, hace apenas diez días, Emcali se enfrenta al reto de lograr el último empujón que la saque de la zona de peligro o a correr la misma suerte de su hermana Emsirva.

En ambos casos, la Superintendencia de Servicios Públicos intervino por la crisis económica que afrontaban las compañías. Finalmente Emsirva no logró superarla. Pero Emcali, que es 24 veces más grande y factura en quince días lo que Emsirva vendía en un año, tiene más solvencia económica, ya no arroja pérdidas y no está en crisis

La gran amenaza que afronta hoy es el deterioro de su negocio de Telecomunicaciones que cada día pierde mercado y que, de no capitalizarse, pondría en riesgo toda la compañía. Este es un paralelo entre los casos de Emcali y Emsirva.

Emcali
“No permito la liquidación de Emcali”

Saldo en rojo

Al momento de ser intervenida, la deuda financiera de Emcali superaba los $600.000 millones. El PPA de Termoemcali, un contrato de compra de energía, le obligaba a Emcali a pagar US$4,5 millones mensuales (unos $10.000 millones). Su deuda se calculaba en $2,5 billones. Por la Ptar tenía una acreencia de $600.000 millones y deudas millonarias con proveedores como Isagén, Acolgén, Siemens y Ericsson. A ello se sumaba un pasivo pensional de 1,2 billones y una alta carga laboral. Las primas de sus trabajadores eran 2,75 veces el salario.

El PPA

Se renegoció ese plan de pagos y se redujo de US$4,5 millones mensuales a US$1,4 millones. Los tres millones de dólares de diferencia en el arreglo es lo que generaron esos ahorros proyectados para el saneamiento e inversión de la empresa. Emcali quedó con el 88% de la térmica. José Roosevelt Lugo, presidente de Sintraemcali, sostiene que la térmica es el futuro de Emcali porque tiene $32.000 millones en caja, pero la Superservicios dice que esa caja esta atrapada con los tenedores de bonos.

Finanzas

Se definieron varios tramos de pago (los bancos, las generadoras de energía, los trabajadores y la Nación), y en la renegociación de intereses y plazos se logró una mejoría en la deuda de alrededor de $400.000 millones. Esas acreencias bajaron a una cifra similar de $400.000 millones diferida a largo plazo. Lo anterior se complementó con la creación del Fondo de Capitalización Social.

Arreglo laboral.

En el pasado se pagaban unas primas que equivalían a 2,75 veces el salario básico de los trabajadores. Ese factor se bajó a 2,4 que, aunque sigue siendo alto, liberó 0,3 puntos en el factor multiplicador de la carga prestacional. Los funcionarios de Emcali sacrificaron $64.000 millones en prebendas y eso ayudó mucho.

También se ajustó en la convención colectiva y la planta de cargos. No se redujo personal, pero en la alta gerencia eran 120 personas y se dejaron 80. Disminuyeron los jefes. Los 540 cargos de los trabajadores se fusionaron en 130, permitiendo mayor flexibilidad (traslado de un obrero de una área a otra).

Pensiones

Emcali jubilaba en algunos casos con 20 años de servicios y cualquier edad. En otros casos con 55 años y 20 de servicio. Eso se cambió y a partir del 1 de enero del 2008 el personal se jubila de acuerdo a la ley, como los demás colombianos.

Telecomunicaciones

Hoy preocupa Telecomunicaciones que va en un deterioro grande. El año pasado se perdieron 12 puntos del Ebitda (indicador de operación) lo que indica que este negocio de Emcali va perdiendo valor. Hay que darle mayores valores agregados.

Propuesta para Emcali

El presidente del Concejo, Milton Castrillón, propuso como alternativa para que Telecomunicaciones de Emcali afronte la competencia, que se compren las empresas de los cableoperadores más importantes del occidente, que son Cableunión y Visión Satélite, para agregarle el componente de televisión que le hace falta. Estos cableoperadores estarían listas para vender

Eso significa ahorros económicos y nuevos clientes no sólo locales sino nacionales que hoy no tiene Emcali, se empaquetaría el servicio de telecomunicaciones completo: televisión, voz, datos, internet, banda ancha, lo que daría convergencia, movilidad y video conferencia.

El mercado que es de 500.000 usuarios en Cali, se expandiría a Jamundí. Buenaventura, Puerto Tejada, Palmira, Cartago y demás ciudades de la región.

Eso no necesitaría de un proyecto de acuerdo para pasar por el Concejo, como lo requiere la escisión de la empresa o el cambio de su naturaleza jurídica.

Con el nuevo portafolio de servicios Emcali podría pensar en disminuir tarifas o competir con los privados que hoy le están quitando los clientes.

Emsirva
“El sindicato debió asumir la empresa”

Saldo en rojo

Al momento de su intervención, el 27 de octubre del 2005, Emsirva registraba pérdidas operativas por $2.400 millones. El déficit de capital era de $2.000 millones. No tenía deuda con los bancos, pero acumulaba cuentas por pagar con proveedores por valor de $6.000 millones.

Carga laboral

Los servicios de Emsirva estaban tercerizados en un 68%, tenía vehículos obsoletos, una carga laboral alta con un factor prestacional del 2,69 (no debía ser mayor al 1,56). Tenía en su nómina 431 trabajadores oficiales, 328 de los cuales eran operativos y, de estos, 176 no podían hacer las funciones para los que fueron contratados, estaban reubicados cuidando parques o parqueaderos. Pero esas funciones operativas tenían que ser realizadas y se contrataron. Entonces, había doble costo por una misma función.

Pasivo pensional

Su pasivo pensional era enorme. En principio la Superintendencia lo aforó en $55.000 millones, la Contraloría Municipal, en $19.000 millones. Pero finalmente terminó siendo de $80.000 millones. Había más pensionados que trabajadores activos, pero buena parte de ellos eran del Municipio y Emcali, que se los cargaron a la nómina de Emsirva.

Plan de salvamento

El Comité Constitucional creado para apoyar la salvación de Emsirva identificó cuatro soluciones. Primero, contratar la disposición final de basuras para reemplazar a Navarro, lo cual se hizo. Segundo, la rebaja de costos administrativos y operativos, que se hizo parcialmente. Tercero, la negociación de la convención colectiva de trabajo y un plan de retiro voluntario que no se realizaron. Y, cuarto, la solución al pasivo pensional, que nunca se fondeó.

Resultados.

Con los ajustes iniciales, un año después de la intervención, en octubre del 2006, Emsirva ya arrojaba una utilidad cercana a $3.000 millones. En ese momento la entonces gerente de la entidad, Susana Correa, dijo que de la palabra liquidación sólo quedaba la sílaba ‘li’.

En enero del 2007 cuando se presentó la crisis de basuras en Cali, se contrató parte del servicio con terceros. La Superservicios dividió la ciudad en cuatro zonas y concesionó tres de ellas. Para algunos analistas, la escisión fue el golpe de gracia para la empresa.

Susana Correa dijo que Emsirva fue fortalecida para operar la zona que le correspondió; quedó con carros nuevos: 18 compactadores, 4 volquetas, 5 especiales y 4 para la ruta hospitalaria.

Sin embargo, para que Emsirva hubiera podido salir adelante, los propios trabajadores debieron asumir la empresa mediante un contrato sindical y una entrega de la convención colectiva. La empresa les ofrecio $16.000 millones para un plan de retiro, pero no hubo negociación.

En sus palabras

Emcali no va hacia la liquidación, la descarto totalmente y puedo asegurar que mientras yo esté aquí no la dejo llegar a ese fin, porque considero que esta empresa puede salir adelante: Susana Correa, gerente de Emcali.

Para mí, que Emsirva y los trabajadores no llegaran a un acuerdo sobre la convención colectiva y el plan de retiro voluntario dio al traste con Emsirva, el sindicato debió asumirla: Susana Correa, ex gerente de Emsirva.

2 comentarios:

  1. gracias por tenerme en cuenta, claro que me gustaría compartir links.

    ResponderEliminar